Sensografía

@sensografo
 
 

Qué es la Sensografía gastronómica

La Sensografía gastronómica, es una técnica que permite representar de manera gráfica, las experiencia que se vive al comer un plato.

Básicamente el concepto de la Sensografía gastronómica, nace de la fusión de técnicas de visualización de datos, el arte generativo y la gastronomía.

Este proyecto se puede seguir a través del website de Dos Cielos, donde se pueden ver las Sensografías de cada uno de los platos de la carta del restaurante, creadas por los clientes y el Sensógrafo gastronómico.


Una experiencia interactiva online y offline


Para generar una Sensografía se utilizan diversos elementos:


El Sensógrafo gastronómico: un puesto interactivo ubicado en el restaurante Dos Cielos, que utilizan los clientes para introducir las percepciones que han percibido al degustar uno de los platos de la carta.

El sistema genera formas de acuerdo a los valores asignados por el cliente y recoge los colores de una imagen del plato, creando una pieza visual única.

Cómo se realiza una Sensografía:

El sensor ambiental: un aparato que mide la actividad ambiental de la sala principal donde el cliente a degustado el plato y envía los datos al Sensógrafo gastronómico a tiempo real.

El Website de Dos cielos:
donde se publica a tiempo real, la Sensografía resultante.


Recuerdos, sabores, texturas, sensaciones y emociones

Para crear una Sensografía gastronómica, se tienen en cuenta parámetros objetivos como los que se perciben con los sentidos del tacto y el gusto, y percepciones más subjetivas que se derivan de las emociones y sensaciones que se producen al comer.

Comer brinda una serie de experiencias inmediatas básicas, generadas por estímulos a los sentidos: frío, caliente, dulce o crujiente que se incluyen en lo que conocemos como sensaciones derivadas de los sentidos del tacto y el gusto.

También existen otro tipo de experiencias de carácter subjetivo que vivimos ante los estímulos.
En ésta categoría se incluyen las emociones y los recuerdos. Así, un plato dulce, caliente y crujiente, puede recordarnos a nuestra abuela y eso hacernos feliz.